loader image
Categorías
Auditoría Contabilidad

Inaplicarán multa si subsanan irregularidad

Inaplicarán multa si subsanan irregularidad

Desde hace algún tiempo, los libros y registros contables son principalmente electrónicos, ello ha generado la necesidad de introducir cambios normativos para inducir a los contribuyentes a que anoten sus operaciones en tiempo oportuno y forma correcta; es así como mediante el D. Leg. 1420 vigente desde el 14 de setiembre del 2018 se reguló un nuevo supuesto infractor en el Código Tributario (CT), que sanciona con una multa equivalente al 0.6% de los ingresos netos del año anterior a los contribuyentes que no registran o anotan dentro del plazo legal, en los libros y/o registros electrónicos, los ingresos, rentas, patrimonio, bienes, ventas, remuneraciones o actos gravados, o los registran o anotan por montos inferiores (numeral 10, artículo 175 del CT).

Dicha norma generó la duda de si la infracción –y por tanto la sanción– se produce por cada libro o registro en el que se presenta el problema con la anotación o registro y por cada período tributario. Antes, el Tribunal Fiscal había interpretado que para el caso de la infracción consistente en llevar con atraso los libros y registros contables (numeral 5, artículo 175 del CT) solo se incurría en una sola, ya sea que fuesen uno o más libros y/o registros en falta y por varios períodos, esto en atención a que la detección de tales situaciones era lo que definía la comisión de la infracción (ver RTF N°s 0451-2-2001 y 00189-3-2009).

Para disipar la duda, tiempo atrás un gremio empresarial formuló una consulta a la Sunat, pero mediante la Carta N° 009-2020 Sunat/7T0000 esta indicó que el tema estaba en evaluación.

El 31 de agosto se publicó la Resolución de Superintendencia Nacional Adjunta de Tributos Internos Nº 000016-2020-SUNAT/700000, que asume que sí correspondería la aplicación de una multa por cada libro o período porque se habrían cometido múltiples infracciones, pero que, al producirse una situación muy onerosa, se aplica la facultad discrecional y se dispone que solo corresponderá una multa por mes (así sean varios los libros y/o registros en falta). Inclusive se dispone que si todas las irregularidades se subsanan antes de que surta efecto la notificación del documento por el que se comunica al infractor que ha incurrido en infracción, ninguna multa se aplicará; y si lo hace después, se aplicará solo la más antigua, la que a su vez en aplicación de la Resolución de Superintendencia N° 226-2019/Sunat –entendemos– podría quedar reducida a un 70%. Claro está que ninguna multa por infracciones incurridas durante el estado de emergencia nacional tampoco procederá, pero ello por las disposiciones especiales emitidas.

No obstante que hubiese sido mejor que la Sunat llegase a la conclusión de que solo se había cometido una infracción, lo positivo de la norma última es que los contribuyentes tienen la oportunidad de reducir e incluso evitar el pago de sanciones exorbitantes si corrigen las posibles faltas cometidas en el presente y pasado. Esta norma no precisa cuál es el tiempo que se tiene para la subsanación y ojalá la autoridad fiscal sea sensata y otorgue un tiempo razonable en consideración al contexto crítico que afrontamos.

 

¿Qué te ha parecido este artículo? Comenta y si te ha gustado, ¡compártelo!

Fuente: Diario El Peruano

Categorías
Artículos Auditoría Contabilidad

Conoce los lineamientos establecidos por Sunat para determinar el IR

Conoce los lineamientos establecidos por Sunat para determinar el IR

Los beneficios colectivos otorgados en monto dinerario en virtud a un laudo arbitral o convenio colectivo a favor de personal sujeto al régimen laboral de la actividad privada de una entidad pública están afectos al impuesto a la renta de quinta categoría.

Ello a menos que se trate de algún concepto que constituya condición de trabajo o que estén excluidos de la aplicación del impuesto en mérito a una norma expresa, lo cual deberá analizarse en cada caso.

Así lo determinó la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria – Sunat, mediante el Informe N° 017-2020-Sunat/7T0000, por el cual al responder la consulta de un contribuyente fija un nuevo lineamiento para la determinación del impuesto a la renta de quinta categoría.

 

Fundamento

Conforme al inciso a) del artículo 34 de la Ley del Impuesto a la Renta constituyen rentas de quinta categoría las obtenidas por concepto del trabajo personal prestado en relación de dependencia, incluidos cargos públicos, electivos o no, como sueldos, salarios, asignaciones, emolumentos, primas, dietas, gratificaciones, bonificaciones, aguinaldos, comisiones, compensaciones en dinero o en especie, gastos de representación y toda retribución por servicios personales.

Agrega que no se consideran como tales las cantidades que percibe el servidor por asuntos del servicio en lugar distinto al de su residencia habitual, tales como gastos de viaje, viáticos por gastos de alimentación y hospedaje, gastos de movilidad y otros gastos exigidos por la naturaleza de sus labores, siempre que no constituyan sumas que por su monto revelen el propósito de evadir el impuesto.

Así, a criterio de la administración tributaria, todo ingreso obtenido por el trabajador con ocasión del vínculo laboral que mantiene con su empleador está afecto al impuesto a la renta de quinta categoría; es irrelevante si dicho ingreso tiene o no carácter remunerativo, la denominación que se le haya asignado o la entidad obligada a abonarlo.

No obstante, advierte que esta regla solo admite excepciones en caso de que una norma jurídica de manera específica excluya del campo de aplicación del impuesto a la renta a determinados ingresos de los trabajadores, aun cuando estos se originen en el vínculo laboral, o los exonere del pago de este tributo.

También en aplicación de la norma tributaria, la Sunat determina que todo ingreso obtenido por el trabajador con ocasión del vínculo laboral que mantiene con su empleador está afecto al impuesto a la renta de quinta categoría, sin importar la denominación que se le asigne a ese ingreso ni que este derive de una obligación asumida por el empleador en virtud de un convenio colectivo.

Esta conclusión resulta extensible a los ingresos obtenidos por el trabajador en virtud de una obligación asumida con base en un laudo arbitral en la medida en que no existe excepción específica establecida por alguna norma al respecto, señala la entidad recaudadora.

 

Puedes leer: Conoce si tu empresa podrá suspender o reducir el pago mensual del IR

Puedes leer: Conoce cómo acceder a los créditos del FAE-Mype

 

Además, la administración tributaria, acorde con la normativa vigente, considera que no constituyen renta gravable de quinta categoría los gastos y contribuciones efectuados por una empresa con carácter general a favor del personal y los gastos destinados a prestar asistencia de salud de los servidores.

Tampoco los incentivos y/o entregas, programas o actividades de bienestar del Gobierno Central e instancias descentralizadas, otorgadas por el Fondo de Asistencia y Estímulo (Cafae), ni las retribuciones que se asignen los dueños de empresas unipersonales ni las condiciones de trabajo, en tanto no constituyen ingresos del trabajador, añade la Sunat.

Sobre este último supuesto, el Tribunal Fiscal, en reiterada jurisprudencia, señala que se entiende por condición de trabajo a los bienes o pagos indispensables para viabilizar el desarrollo de la actividad laboral en la empresa, montos que se entregan para el desempeño cabal de la función de los trabajadores, sean por concepto de movilidad, viáticos, representación, vestuario, siempre que razonablemente cumplan tal objeto y no constituyan un beneficio o ventaja patrimonial para el trabajador.

Por tanto, la Sunat concluye que los beneficios colectivos otorgados en monto dinerario en virtud a un laudo arbitral o convenio colectivo a favor de personal sujeto al régimen laboral de la actividad privada de una entidad pública se encuentran afectos al impuesto a la renta de quinta categoría.

Ello salvo que se trate de algún concepto que constituya condición de trabajo o que se encuentren excluidos del campo de aplicación del impuesto en mérito a una norma expresa, lo cual deberá analizarse en cada caso.

 

Bonificación por movilidad

A modo de ejemplo, para la administración tributaria, la denominada bonificación por movilidad acumulada que perciben los trabajadores del régimen laboral de construcción civil al no ser entregada para que el trabajador se desplace en la ejecución de sus funciones y labores asignadas por su empleador, sino para que se transporte desde su domicilio hacia su sede de labores y se retire de este, no puede ser considerada condición de trabajo. Más aún si ese traslado se efectúa fuera de la jornada de trabajo.

Por tanto, califica a este concepto como una ventaja patrimonial para estos trabajadores, razón por la cual se encuentra afecta al impuesto a la renta de quinta categoría.

 

Dato

Los informes de la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria se encuentran disponibles en el portal www.sunat.gob.pe.

 

¿Qué te ha parecido este artículo? Comenta y si te ha gustado, ¡compártelo!

Fuente: Diario El Peruano

Categorías
Artículos Contabilidad

Conoce si tu empresa podrá suspender o reducir el pago mensual del IR

Conoce si tu empresa podrá suspender o reducir el pago mensual del IR

A partir del 5 de agosto, los medianos y pequeños contribuyentes (Mepecos) con ingresos de hasta 5000 UIT en el 2019, podrán suspender o reducir los pagos a cuenta mensuales del impuesto a la Renta, de abril, mayo, junio y/o julio, lo que les permitirá contar con un alivio financiero más recursos que puedan ser utilizados como capital de trabajo para la continuidad de sus negocios.

En dicha fecha, para este universo, se iniciarán los vencimientos para la presentación de las declaraciones mensuales del IGV-Renta del periodo abril 2020, que fueron suspendidos por la emergencia sanitaria nacional generada por la propagación de la COVID-19.

Mediante Decreto Legislativo N° 1471, aprobado el 29 de abril último, se dispuso que las empresas puedan suspender o modificar los pagos a cuenta del Impuesto a la Renta de abril a julio para lo cual deben comparar los ingresos netos obtenidos en esos meses frente a los obtenidos en los mismos periodos del año pasado.

Así, si sus ingresos netos mensuales disminuyeron en más del 30%, podrán suspender los pagos a cuenta de los referidos meses; o, si sus ingresos netos mensuales en comparación con el año anterior disminuyeron en hasta un 30%, se aplicará a dichos pagos a cuenta un factor de ajuste equivalente al 0,5846, con el fin de reducirlos.

Para aquellos Mepecos que no hubieran obtenido ingresos en ningún mes del año pasado ni en los meses de enero y febrero del presente año, los pagos a cuenta por los meses de abril, mayo, junio y/o julio de este año se obtendrán multiplicando al importe del pago a cuenta, determinado de acuerdo con lo previsto en el artículo 85 de la Ley del Impuesto a la Renta, el factor 0,5846.

Esta medida aplica para aquellas empresas que les corresponda efectuar pagos a cuenta de los meses de abril, mayo, junio y/o julio del presente año que pertenezcan al régimen general, régimen MYPE, régimen de amazonia, régimen del sector agrario, régimen del sector acuicultura, o cualquier otra norma que incida en la determinación de los pagos a cuenta de rentas de tercera categoría.

Puedes leer: ¿Cómo es la segunda fase de Reactiva Perú?
Puedes leer: Gobierno trabaja en medidas para “relanzar el programa económico»

 

Deudas pendientes

De otro lado, se informa que, a efectos de determinar los pagos a cuenta del impuesto a la renta de abril a julio de este año, se ha previsto no aplicar temporalmente el requisito que exigía no tener deudas pendientes por los pagos a cuenta de los meses de enero a abril del ejercicio según corresponda, medida que resulta pertinente dada la situación económica por la que atraviesan los contribuyentes como consecuencia de la paralización de sus actividades.

Para la declaración y pago de obligaciones mensuales el contribuyente debe usar el Formulario Virtual N° 621 IGV Renta Mensual, disponible en SUNAT Virtual (www.sunat.gob.pe).

El cronograma de obligaciones mensuales de aquellos contribuyentes que hubieran obtenido ingresos de hasta 21 millones de soles, a excepción de los Pricos, ha sido postergado en más de una oportunidad y a partir del 5 de agosto se inician los vencimientos del mes de abril, las obligaciones de mayo a partir del 20 de agosto, las de junio se inician el 3 de setiembre y las de julio el 14 de setiembre.

La SUNAT ha asumido el compromiso de brindarle la asistencia necesaria para que los contribuyentes puedan cumplir, oportuna y correctamente con sus obligaciones tributarias. Para cualquier consulta adicional puede comunicarse a la Central de Consultas, 315-0730, o recibir atención a través de nuestros canales virtuales.

¿Qué te ha parecido este artículo? Comenta y si te ha gustado, ¡compártelo!

Fuente: Diario El Peruano

Categorías
Artículos Contabilidad

Beneficios del Outsourcing Contable para tu empresa

Beneficios del Outsourcing Contable para tu empresa

El término Outsourcing, traducido al español como subcontratación o tercerización, consiste en el proceso mediante el cual una empresa contrata a otra para el desarrollo de determinadas labores en un departamento específico.

En el área contable, significa dejar en manos de una empresa especializada el manejo de las operaciones contables, tributarias y financieras. Esto incluye tareas como emisión de estados financieros, liquidación de impuestos, planeamiento contable-tributario, etc.

Este servicio ofrece numerosas ventajas para las empresas, siendo la principal, la reducción considerable de los costos que implicaría mantener un departamento de contabilidad dentro de la empresa. Asimismo, permite a los negocios enfocarse en el desarrollo de sus competencias distintivas, al reducir la cantidad de tiempo y esfuerzo que se necesita para llevar a cabo una buena gestión contable.

A través Outsourcing Contable, las empresas pueden visualizar con mayor eficiencia sus costos, así como disponer de una mayor variedad de recursos humanos y tecnológicos para llevar a cabo sus objetivos. Además, al contar con la asesoría de profesionales especializados en el tema, pueden beneficiarse de procesos que son constantemente actualizados y alineados con los estándares internacionales, como es el caso de las NIIF.

Las tendencias en el entorno empresarial internacional apuntan a un mayor uso de este recurso, pues permite a los líderes centrar sus esfuerzos en el giro de sus negocios y anticiparse a posibles cambios en el entorno.

En HAE Perú te aseguramos una calidad óptima en asesoría contable, con una reputación precedida por clientes satisfechos. Somos un estudio contable en Lima y estamos listos para brindarte los servicios que requieres. No dudes en contactarnos al + (511) 2219751, 995556983 (WhatsApp) o escribirnos al correo a lmelendez@hae.com.pe o informes@hae.com.pe.

¿Qué te ha parecido este artículo? Comenta y si te ha gustado, ¡compártelo!

Categorías
Artículos Auditoría Contabilidad

SUNAT: Se reinician la presentación de las declaraciones mensuales

SUNAT: Se reinician la presentación de las declaraciones mensuales

 

Más de 600,000 pequeños y medianos contribuyentes deben volver a presentar declaraciones mensuales de los periodos de febrero y marzo del presente año, luego de cuatro meses de aplazamiento dispuesto ante el estado de Emergencia Nacional por la pandemia del COVID-19, informó la Sunat.

La prórroga de estas obligaciones fue parte de un conjunto de medidas dictadas por el ente tributario para que estos contribuyentes contaran con recursos para hacer frente al impacto económico del coronavirus y no se rompiera la cadena de pagos.

Estas acciones, que incluyeron el aplazamiento de la Declaración Anual del Impuesto a la Renta 2019, implicaron un gran esfuerzo del Estado en términos de una menor recaudación, razón por la cual, en esta etapa, retomar el cumplimiento de las obligaciones tributarias postergadas es fundamental para la recuperación del país.

 

Vencimientos

Para los contribuyentes cuyos ingresos en el 2019 no superaron los S/ 9.66 millones (2,300 UIT), a excepción de aquellos considerados como Principales Contribuyentes (Pricos), los vencimientos de la declaración y pago del periodo febrero 2020 serán del 2 al 9 de julio.

Para los contribuyentes que en 2019 obtuvieron ingresos de hasta S/ 21 millones, las fechas de vencimiento para la declaración y el pago de las obligaciones tributarias mensuales del período marzo 2020 serán del 10 al 20 julio.

En el caso de los Pricos, con ingresos de hasta S/ 21 millones (5,000 UIT), las fechas de vencimiento de las declaraciones del periodo marzo 2020 iniciarán el 3 al de julio; mientras que para la declaración del periodo abril 2020 las fechas de presentación serán del 14 al 21 de julio.

 

También puedes leer: SUNAT amplió la postergación de las obligaciones tributarias mensuales 2020

 

La declaración de estas obligaciones tributarias se realiza vía Internet, a través de “Sunat Operaciones en Línea – SOL”, ingresando a la plataforma de Declaraciones y Pagos.

El pago del impuesto correspondiente también puede ser realizado desde el mismo portal de Sunat, y aquellos contribuyentes que lo requieran pueden acogerse al fraccionamiento para pagar el impuesto correspondiente en varias cuotas.

 

¿Qué te ha parecido este artículo? Comenta y si te ha gustado, ¡compártelo!

Fuente: SUNAT

Categorías
Auditoría Contabilidad

SUNAT amplió la postergación de las obligaciones tributarias mensuales 2020

SUNAT amplió la postergación de las obligaciones tributarias mensuales 2020

Aplica para personas naturales y empresas cuyo monto de ingresos en el 2019 no superó las 500 UIT (S/ 21 millones).

¡No olvides comentar y compartir!

Fuente: Sunat

Categorías
Artículos Contabilidad

Errores más comunes al declarar el impuesto a la renta

El impuesto a la renta grava los ingresos tanto de personas jurídicas como naturales. Para las primeras existen cuatro regímenes diferentes: General, Especial, Nuevo RUS y MYPE, que se categorizan a las empresas de acuerdo a su nivel de ingresos. El monto y método de pago del impuesto depende de a cuál se haya acogido la empresa. Solo en el caso de los regímenes general y MYPE, se deberá presentar anualmente una declaración jurada del impuesto a la renta, que tendrá que realizarse con mucho cuidado para evitar multas y sanciones.

Entre los errores más comunes que suelen cometer las empresas al realizar su declaración se encuentran:

1) No facilitar todos los documentos a las áreas contables.
No facilitar todos los documentos a las áreas contables: No entregar los documentos al área contable de forma oportuna podría generar que estos dejen de ser contabilizados. Dicha omisión provocaría un error en el establecimiento de los ingresos finales.

2) Errores en la estimación de contingencias laborales, tributarias, judiciales, entre otras.
Las demandas laborales de terceros, o reclamos administrativos, suelen ser comunes en algunas empresas. Por ello, si no se lleva un control interno adecuado para identificar estas contingencias, es posible que la información no llegue de forma oportuna al área contable.

3) Errores en la contabilidad del financiamiento bancario.
El financiamiento bancario (que implica el pago de intereses) es uno de los medios más comunes por el que las empresas adquieren activos fijos. Al momento de contabilizar este costo, se suele cometer el error de considerarlo como gasto en el resultado del ejercicio, cuando se debería tomarse como parte del costo del activo que se ha adquirido.

4) Desactualización de las normas contables.
Las normas contables varían constantemente, por lo que es importante que el responsable de la contabilidad esté pendiente de estos cambios. Para llevar una buena contabilidad, la información es clave.

Cometer uno o varios de estos errores puede conllevar a una declaración de impuestos que no se ajuste a la realidad. En ese caso, la empresa podría recibir multas cuyo monto variaría en función a la gravedad del error y al momento en el que se realice la subsanación.

Por ejemplo, la compañía presenta una declaración jurada rectificatoria en la que se determine una obligación tributaria mayor a la presentada inicialmente, recibiría una sanción equivalente al 50% del tributo por pagar omitido. Sin embargo, dado que la sanción estaría sujeta al régimen de gradualidad, la empresa podría acceder a una rebaja del 95% de la multa si subsana su error de forma voluntaria, es decir, antes de que la Sunat emita la notificación correspondiente.

Para evitar errores en tu contabilidad y que Sunat pueda proceder con una multa, te recomendamos puedas ponerte en contacto con tu contador de confianza. Recuerda que en HAE Perú contamos con un staff de contadores colegiados con experiencia en asesoría tributaria, puedes ponerte en contacto a través de nuestro formulario http://hae.com.pe/contactanos/

Fuente. Gestión

Categorías
Contabilidad

Cronograma de Obligaciones Mensuales – Ejercicio Febrero 2020

Calendario de Cronograma de Obligaciones Mensuales

FEBRERO 2020

Último dígito del RUC

Fecha de Vencimiento

0

13 de Marzo

1

16 de Marzo

2 y 3

17 de Marzo

4 y 5

18 de Marzo

6 y 7

19 de Marzo

8 y 9

20 de Marzo

Buenos contribuyentes y UESP

23 de Febrero

Sólo los dígitos 0 y 1 tienen un día por separado como fecha de vencimiento. Los demás dígitos se agrupan a razón de dos dígitos en cada fecha de vencimiento, de la siguiente manera: 2 y 3; 4 y 5; 6 y 7; 8 y 9.

Categorías
Contabilidad

Cronograma de Obligaciones Mensuales – Ejercicio Enero 2020

Calendario de Cronograma de Obligaciones Mensuales

ENERO 2020

Último dígito del RUC

Fecha de Vencimiento

0

14 de Febrero

1

17 de Febrero

2 y 3

18 de Febrero

4 y 5

19 de Febrero

6 y 7

20 de Febrero

8 y 9

21 de Febrero

Buenos contribuyentes y UESP

24 de Febrero

Sólo los dígitos 0 y 1 tienen un día por separado como fecha de vencimiento. Los demás dígitos se agrupan a razón de dos dígitos en cada fecha de vencimiento, de la siguiente manera: 2 y 3; 4 y 5; 6 y 7; 8 y 9.

Categorías
Contabilidad

Sunat publica cronograma de vencimientos de obligaciones tributarias para el 2020

La Sunat publicó el pasado 28 de Diciembre el cronograma de vencimientos mensuales de las obligaciones tributarias correspondientes al año 2020, que se iniciará el 14 de febrero próximo, con el objetivo de establecer los plazos para las declaraciones y pago de impuestos que deben cumplir los contribuyentes.

La Resolución de Superintendencia N° 269-2019/SUNAT, publicada esa misma fecha en el diario oficial El Peruano, establece las fechas de vencimiento según el último dígito del RUC.

El cronograma contiene fechas para la declaración de los tributos de liquidación mensual, cuotas, pagos a cuenta mensuales y tributos retenidos o percibidos; declaraciones de tributos administrados y/o recaudados por la SUNAT; así como el Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF), de los periodos tributarios de enero a diciembre del año 2020.

Los contribuyentes cuyo último dígito de RUC sea cero (0) serán los que iniciarán el cronograma mensual durante el 2020, entre el 12 y 16 del mes que le corresponda declarar, de acuerdo con el Anexo 1 de la norma.

En la resolución también se fijan las fechas máximas de atraso de los registros de ventas e ingresos y de compras electrónicos, que deberá ser tomado en cuenta para los contribuyentes que se encuentren obligados o voluntariamente lleven sus libros de manera electrónica, y para los obligados a llevar sus libros de manera electrónica a partir del año 2020.

Los Buenos Contribuyentes y las Unidades Ejecutoras del Sector Público cuentan con un vencimiento especial, que reconoce el cumplimiento permanente de sus obligaciones y les brinda un mayor número de días para cumplir con presentar sus declaraciones y pagos.

Resultado de imagen para cronograma sunat 2020